El aquí y ahora

Es muy importante estar presente y disfrutar de lo que estás haciendo aquí y ahora.

Cuando le das mil y una vueltas a lo que pasó, ¿cómo deberías haber actuado?, ¿qué hubiera ocurrido si? Y un largo etcétera. Estás malgastando tu energía, pues usas tu energía en darle vueltas y vueltas a algo que no tiene nada que ver con tu presente. Te estas centrando en tu pasado, y al pensar en cómo hubieran ido las cosas, tu energía se va, se gasta, y tú te comienzas a cansar más de la cuenta, tu mente se comienza a llenar de pensamientos e incluso puedes entrar en depresión. Lo mismo ocurre si te centras en tu Futuro, malgastas tu energía y empiezas a tener ansiedad, estrés, malestar, y tu mente tiene veinte mil pensamientos más.

Al estar en tu pasado o en tu futuro, no estás disfrutando de tu momento actual, y lo peor es que te sientes no del todo bien (al principio), cansado y tu mente a mil por hora (cuando hace un tiempito que te recreas en ello) o sufres estrés o ansiedad (si es algo habitual en ti y dura ya bastante tiempo)

Una vez leí una filosofía budista referente a los problemas. Decía que si tienes un problema primero mira si tienes solución. Si no la tiene, olvida tu problema. Pues no vas a conseguir hacer nada, ¡No hay solución! Si tiene solución, sólo si tiene solución, actúa. De esta forma, dejarás de preocuparte, de llenarte la cabeza con preocupaciones que no te llevan a ningún lado. Y consigues estar en paz y permitiéndote estar aquí y ahora.

Hay una cosa que tienes que entender. La mente, tu mente, es maravillosa. Pero ella no puede tener tu control, eres tu quien tiene que controlar la mente. Porque cuanto más fantasees, más dejes volar tu imaginación o más te llenes de pensamientos, más energía estas malgastando (mejor dicho, más de TU energía estas malgastando, ¿entiendes la diferencia?). Cuando controlas tu mente, estás en el aquí y ahora.

Y cuando no estamos en el aquí y ahora, te desanclas. Cuando nos desanclamos de la madre tierra, la energía de la tierra no puede nutrirte. (Pero tú vas malgastando tu energía cómo ya hemos dicho…). Cuando no estamos bien anclados aparte de sentirte mal o con estrés o todo lo mencionado ya, puedes comenzar a tener dolor de pies o piernas, calambres, pequeñas enfermedades en las extremidades o enfermedad en tu cuerpo.

El anclaje es la base de tu esencia. Recuerda que hemos venido a disfrutar de la vida en el planeta tierra, y por eso tenemos que estar presentes en el planeta tierra, aquí y ahora.

Es decir, estar en tu Pasado te desancla, estar en tu futuro te desancla, estar en tus fantasías mentales te desanclan. Conclusión: tienes que estar aquí y ahora.

¿Qué conseguirás? Tu felicidad. Dicho así, parece muy chocante, pero tiene toda la lógica, pues vas a disfrutar de todo lo que hagas cuando lo estés haciendo, las preocupaciones desaparecerán en un porcentaje muy elevado por no decir al 100% y vivirás tú día a día con total plenitud.

¿Entiendes porque es tan importante estar presente?



Compartelo en redes sociales


¿Tienes dudas? Escríbenos a:

Nuestra ubicación

c/ Pau Casals, 1, 08391 Tiana
(a 15 minutos de Barcelona)

¡Conectémonos en las redes!